Cine

“Her”: Una de las historias de amor más reales de la pantalla grande.

 

“I think anybody who falls in love is a freak. It’s a crazy thing to do. It’s kind of like a form of socially acceptable insanity.” – Amy.

 

Her2013Poster

 

 

Dante Barbeyto

por @DanteBarbeyto

 

 

Calificación 10/10.

 

 

Los sistemas operativos con asistentes inteligentes son algo relativamente nuevo en los mercados tecnológicos, hace una década nos hubiera parecido ridículo pensar que podríamos llegar a hablarle a un teléfono, y más ridículo aún que el teléfono nos respondería y cumpliría la orden que le estuviéramos dando; ya sea llamar a una persona, sonar una canción o buscar un lugar en específico.

En lo personal, Siri me parece una aplicación bastante molesta y para nada útil, pero bien, se agradece el avance tecnológico. Siri, SILVIA y Hidi son algunos de estos asistentes virtuales, lamentablemente ninguna de ellas puede compararse con Samantha.

Samantha (la voz inconfundible de Scarlett Johansson) es el sistema operativo más avanzado del momento, que promete ser el cambio más esperado por el mundo. Así lo ve Theodore Twombly (Joaquin Phoenix), un hombre solitario cuyo trabajo es escribir tarjetas personalizadas para otros que no pueden con la tarea. Theodore se despierta todos los días solamente para ir a trabajar y regresar a su apartamento a pasar la noche con juegos de video, tratando de superar la reciente ruptura con su aún esposa Catherine (Rooney Mara). Amy (Amy Adams) es la única amiga de Theodore que logramos conocer, pero incluso ella no puede ser de mayor apoyo para él, ya que también atraviesa por momentos difíciles en su vida sentimental. Samantha entra a la vida de Theodore como un huracán, la relación empieza a hacerse más y más estrecha a medida que éstos se van conociendo, hasta que la película nos lleva a uno de los romances más intensos vistos últimamente en el cine, especialemente porque es entre un hombre y su sistema operativo.

La primera vez que escuché sobre este proyecto, pensé que Charlie Kauffman (escritor de “Eternal Sunshine of the Spotless Mind”) tendría que estar incluido, sobre todo porque Spike Jonze (quien años atrás había trabajado ya con Kauffman en “Being John Malkovich”) sería el director; al final ésto no paso y la película fue escrita y dirigida por Jonze en su totalidad. Aún así no perdí las esperanzas de que la película lograra salir a flote, al fin y al cabo, un romance de este tipo nunca se había visto en el cine, o al menos no en una película “seria” con actores serios y de renombre (Sí, muchos recordarán a “Lars and the real girl”, pero hay una diferencia, en “Her” sólo hay una voz).

Todo el lado técnico de la película es impecable, la fotografía y el diseño de producción sobresalen desde la primera toma. Habían momentos que las tomas me hacían recordar a una “Naranja mecánica”, y otros que me hacían regresar a los tiempos en los que “Lost in translation” hizo que terminara de nacer en mí el amor por el cine.

El otro punto extra se lo ponen los ganadores del Grammy, Arcade Fire, quienes prestan sus servicios a Jonze y crean, según mi opinión, la mejor banda sonora del año. Cabe mencionar que la gran Karen O., vocalista de los Yeah Yeah Yeahs, escribe con Jonze e interpreta la preciosa “The Moon Song”, que es la canción oficial de la película.

De los actores es obviamente Phoenix quien sobresale, aunque por momentos dudo si es que realmente sea tan buen actor, o sean las tomas y la dirección tan íntimas de Jonze quienes nos hagan pensar que es Phoenix el que carga con esto. Aún así, creo que es la mejor actuación de su carrera.

Los demás personajes le suman riqueza a la película, siendo todos muy secundarios, pero teniendo vida por ellos mismos; no necesitan más que los pocos minutos que salen para ganarse un espacio importante en la historia. Amy Adams, una vez más es un gusto de ver en pantalla.

Pero al final quien de verdad sorprende es Scarlett Johansson, cuyo rostro jamás vemos en pantalla, desde el primer momento que la escuchamos logra darle una verdadera personalidad a Samantha. Éste pudo haber sido, por su naturaleza, un personaje demasiado plano en manos de otra persona. Es una lástima que la industria siga sin tomar en cuenta las actuaciones de voz, en cuanto a premiaciones se refiere, ya que en mi opinión, Johansson dio una de las mejores actuaciones del año sin siquiera estar presente.

Como dije unos cuantos párrafos atrás, Jonze logra una película sumamente íntima. Vemos los momentos más personales de Theodore; conversaciones con él mismo, muecas, risas y demás cosas que uno únicamente hace estando solo. Logra que realmente nos adentremos en esta relación. Olvidémonos de Rose y Jack, Rick e Ilsa, Jack y Enis e incluso a Noah y Allie, la historia de Theodore y Samantha es en verdad una de las historias de amor más bonitas y reales que se ha hecho para la pantalla grande.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s