Poesía

“El libro de las separaciones” de Hanzel Lacayo

El libro de las separaciones

 

El poeta y narrador Hanzel Lacayo publica su nuevo poemario “El libro de las separaciones” bajo el sello digital Cereza Negra. Este poemario, escrito entre el 2011 y el 2013, es un trabajo que nace del agua. Como nos menciona el autor: “En aquel entonces, nadaba mucho y creé la mayor parte bajo el agua. Cada vez que salía de la piscina, registraba los versos (que no tenían relación unos con otros) en las Notas del celular, y al llegar a casa, los pasaba a un documento de Word.” 

Lacayo quiso experimentar un nuevo proceso de creación en este poemario; “un proceso artesanal nuevo para mí” -nos cuenta- “cuando reuní suficientes páginas, empecé a disponer todo en conglomerados, usando nuevos versos conectores; cada poema se sentía como la construcción de una imagen píxel por píxel.”

Según Lacayo, el poemario no perseguía proyectar una unidad temática en un principio; “siempre me ha gustado escribir de cualquier cosa, quería que sus momentos partieran de la luz hacia las sombras.” -comenta. Sin embargo en el 2014, durante el proceso de edición, se encontró con el trabajo de Dimetil Triptopia, en cuyas fotopinturas vio representada la identidad de su poemario: “Empecé a reordenar los poemas según la relativa afinidad que presentía de las fotopinturas y así surgieron las «separaciones». Este es, pues, un libro de poemas sueltos y reencontrados, que habla de cientos y cientos de cosas que le pasan o no pasan a humanos y no humanos.”

Acá compartimos una breve selección de poemas que se desprenden de este poemario, y a continuación el link de descarga en la portada.

 

Sepultureros

Horror, renunciar a este botón de vida,
y tener que morir de hambre
porque tu cuerpo sea el único
sabor que no exista.

El amor acalla y seca dentro del cuerpo
con deseos que no logran pulular.
Es un lazo duradero
—el de los sepultureros—
enterrando a sus vivos antes de tiempo.

Decisión demente, cometer desamores
a los que no le alcanzan cuerpos
para ser vividos,
y si bien hay suficientes surcos:

¿Quién colocará sobre mí tantas cruces?

 

De conformidad al naufragio

Qué mala suerte nos tocó,
tramontar nuestra vida
en esta caja de arena.

Ahora que está lista la balsa,
¿nos atreveremos a zarpar?

A la misma velocidad que una piedra
como un pétalo se hundiría,
horadándose viento
en el centro del mar: barco a pique.

Heridos de frío, contemplamos
de lejos la onírica señal.

Poco mapa precisa nuestro miedo
por estriar con pies lastrados
huellas en una foránea ciudad.
Y no nos perturba el presagio
de una insoslayable corriente.

El tren de juguete,
portando nuestro mensaje celeste,
no se estrelle, y los diamantes
que prometan otras tierras firmes
no aparezcan oxidados al verte.

Mejor quedémonos a deflagrar.

Todo se mira mejor en esta loca isla
conviviendo al lado de los Cíclopes.

 

Restitución

Luego del incendio,
todo lo empujé con este cuerpo.
Digo, todo lo empujé
con este cuerpo de ceniza, solo.
Digo, todo lo empujé
sólo con este cuerpo de ceniza.

No pudo viento contra mí.
No me recogieron para regarme en el jardín.

Hasta abajo, por la cuesta armada,
desarmando piedras
llegué con este cuerpo.

Y no se destruyó.
Y no me destruyó.

 

Monumento

A punto de fiebre, rezagado.
Aun al borde de la muerte, ardiente.

En mi cama endeble has acostado el vacío.
A él no podrán levantarlo.
El molde que dejó esta vez
es un sarcófago de veintinueve años.

Poco han peinado de mi barba
las uñas débiles transparentadas
ni se ha podido barrer un miligramo
de mi conciencia aprehensiva.

He planeado rellenarlo con cemento,
a las palomas entregar el monumento,
cuando sólo puedas oler, ciego ya de vida,
el aliento de las bocas exclamando:

¡Ahí fuiste, hijo mío!

Y tus alas muertas permitan a mi oficio
continuar desde la plaza el calabozo.

 

Desde cualquier ventana

Si tal vez expresado
en color de rosa no sucedido,
la máscara se quitara la cara.

Si en una gruta que bien podría ser
el agujero que hace de este secreto
una ventana, tal vez asomaría.

Y sé que lo único que me sorprendería
sería cuán estúpida la hierba
privara mis ganas de prorrumpir.

Porque en mis ojos cada rocío
procurara nubes por cuchillas,
y haya decidido antes descuellarme.

 

Credo

Creo en el poema,
creador del cielo y de la tierra;
y en el poeta, que sin credo alguno,
por las calles llameantes,
sin arruinar su menudo traje
y con ausente galope de carruaje
―rey sin corona― se pasea.

Creo en el todo poético
sin efectiva sinécdoque.
Sea su trono la tumba donde gobierna
la palabra que copia
mejor a algunos muertos
que a los que reta
y están con vida.

Sacrificados sean los versos.
Hágase su voluntad
nunca en la tierra,
sólo en infiernos.

Y aunque sea más sencillo
hacerlo que decirlo,
resta a mi cuerpo más rudeza
para que os quedéis
con el traje transparente.

 

 

El libro de las separaciones - Hanzel Lacayo

 

 

Hanzel Lacayo (Managua, 1984)

Poeta, narrador y fotógrafo. Ha publicado los poemarios “Discrepancias” (2000), “A Contenciones, conspiraciones…” (2006), “Días de ira” (2008) y “Hasta el fin” (2011). Integró la revista “Tribal Literario”. Galardones: primer lugar “Primer Premio de Poesía en Homenaje a Rubén Darío” por “Número Imaginario”; primer lugar “Primer Concurso de Cuento: UCA Literaria” por “Tres Señales”; segundo lugar “Primer Concurso de Cuento La Prensa” por “Del Otro Lado del Río”. A inicios de julio de 2008, fue nombrado “Escritor del Año” por la “Asociación de Artistas de Nicaragua: Rafael Gastón Pérez”. Participó en el “Primer Festival Internacional de Poesía en Puerto Rico, 2008” y “Quinto Encuentro Internacional de Poetas El Turno del Ofendido, El Salvador, 2008”. Su poesía aparece publicada en importantes antologías, revistas, suplementos y compilaciones poéticas dentro y fuera del país.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s